Según la Organización Metereológica Mundial, en 50 años no habría nieve en los polos durante el verano.

Según expertos del Consejo Internacional de Ciencias y de la Organización Metereológica Mundial, es probable que en 50 años desaparezcan estas superficies heladas en la temporada de verano.

El diagnóstico llevó a estas entidades a calificar lo que resta del 2007 y los primeros tres meses del 2008 como el Año Polar Internacional, que fue lanzado el jueves en París (Francia).

La idea es que a través de estudios e investigaciones se haga un diagnóstico científico de estas regiones, cuyo deshielo podría generar cambios en la circulación de los océanos -especialmente de la corriente del Golfo- y un grave aumento del nivel del mar.

Además, el 80 por ciento de los rayos del sol, en el caso del polo norte, son reflejados por la nieve. De no existir, caerían directamente al mar, lo calentarían y producirían un aumento desmedido en su nivel que inundaría grandes porciones de terrenos. Una de las más amenazadas es la isla-nación Tuvalu, en el pacífico sur, que ya comenzó a ser evacuada.

El Año Polar Internacional incluye actividades tanto en el Ártico como en la Antártida y tendrá como principal misión dar un aporte científico para llamar la atención de la comunidad internacional.


Cuantificará los cambios ambientales y hará predicciones sobre las modificaciones climáticas que se esperan en el futuro.

En esos estudios participarán al menos 50 mil científicos de todo el mundo, incluyendo universidades y servicios meteorológicos.

Una de las justificaciones de la iniciativa es que a pesar de ser zonas de la tierra muy sensibles, no han sido estudiadas adecuadamente por su lejanía.

Los esfuerzos de los especialistas se concentrarán desde el 2007 porque hace 50 años se hizo un esfuerzo similar, aunque en un contexto mundial muy diferente y cuando las implicaciones del cambio climático no hacían parte de la agenda ambiental de las principales naciones del mundo.

Además, los polos, a pesar de las dificultades, son regiones que ofrecen condiciones ideales para la observación de una variedad muy amplia de fenómenos terrestres.

Regiones que le competen al Mundo


Una de las justificaciones de los científicos para iniciar investigaciones en los polos se concentra en que son regiones que exceden las posibilidades de una sola nación para diseñar una estrategia de preservación. Son como zonas comunes que todos los países deben cuidar.

El dinero para desarrollar esta iniciativa deberá salir de instituciones internacionales y deberán ser administrados por cada nación involucrada. Superán los 1.500 millones de dólares.

Cifras del calentamiento

Los científicos dicen que el monte Kilimanjaro, en Tanzania (África), ha perdido más del 50 por ciento de su nieve, y que los nevados en Colombia, como los del Ruiz y los de la Sierra Nevada del Cocuy, se están derritiendo lentamente serían historia en menos de 30 años.